Desparramado por el Mundo

Categories: Experiencias

Dejar la Argentina no fue fácil. A pesar de que sabía que podía volver cuando quisiese, el hecho de despedirme sin tener una fecha real de cuándo volvería a ver a mi familia, mis hermanos y amigos no era moco de pavo (frase que enfatiza un tema importante o trascendente).

Decidí irme a Miami, que además de ser el lugar donde viven mis tíos (que gentilmente me alojaron), es una ciudad que siempre me gustó. Un lugar donde las cosas funcionan, donde todo está limpio y ordenado, el pasto cortado y de color verde, la sensación de seguridad y como si fuera poco, la playa a pocas cuadras.

Después de la despedida sin fiesta (no soy muy fanático de las despedidas), el vuelo sin percances y mi arribo a mi nuevo país de residencia, una sóla duda se implantó en mi cabeza… “¿Cómo mantengo mis amistades desde acá?” Todo el mundo sabe que las amistades no se pierden pero sí hay que cuidarlas.

Al irme un año al exterior, era obvio que más de un evento me iba a perder y no había nada que pudiera hacer para evitarlo. Entre los que me perdí estaban los cumpleaños de todos mis amigos y familiares, el nacimiento de unos de mis primos y las recibidas de un par de mis más cercanos amigos.

La tecnología jugó un rol muy importante durante ese lapso de tiempo, hizo que no me sintiera lejos y que siempre pudiera dar el presente. Gracias a las tarjetas de llamadas, laptop, Skype y Facebook pude estar “cerca” para todos los eventos importantes. Pero hubo algo que siempre me faltó, esa firma personal que cada uno tiene. A mí personalmente me gusta dar pequeños regalos, “atenciones” por así decirlo como para felicitar, festejar o recordar la ocasión. Pero viviendo en el exterior siempre me era un problema, ya que regalar algo que no fuese una prenda de ropa implicaba pedirle a alguien que me hiciera la gamba.

Hoy en día me encuentro de nuevo en mi país de origen y con mi duda solucionada. ¿Cómo hago para regalar algo a distancia? ¡Muy simple! www.Flipaste.com.ar, una herramienta ideal para festejar los eventos y ocasiones especiales como corresponde. Elegís el regalo online y se lo mandás a la persona que quieras, donde quieras.

Si alguna vez vivieron en el exterior quizá sintieron algo similar. Por eso les recomiendo que le cuenten a quien sea que conozcan viviendo en el extranjero sobre esta nueva opción para estar “presentes” siempre.

 

ZC.-

 

Posts Relacionados

Related posts has been disabled.